Albert Ruiz Villar

 

Hablamos con Ruiz Villar, un artista al que admiramos y con el que tenemos el placer de trabajar. Algunas de sus obras pueden verse y ser adquiridas en CULTO.
Su trabajo es muy intuitivo. En su proceso creativo se deja llevar por la combinación de formas, texturas y colores. Su espontaneidad acaba adaptándose a retículas imaginarias como si de una arquitectura se tratara: planos, alzados o construcciones imposibles.
Él mismo nos explica que pinta por necesidad, por vocación imperial para dar rienda suelta a su invención.

1. Hemos visto en las últimas semanas en las redes sociales que estas compartiendo experimentos y obras nuevas. Podría explicarnos cómo estás pasando estos días de encierro y cómo te afectan a nivel creativo?

El encierro me ha pillado fuera de mi ciudad y, por tanto, con pocos materiales y sin herramientas. Es una situación incómoda pero estimulante. He conseguido algo de papel sobre el que estoy trabajando con grafito y también usando ingredientes de cocina como pigmentos. Siempre intento que las nuevas obras se sitúen poco a poco y por sí mismas en lo que van a ser y, en ese sentido, este encierro es excitante. Mientras, aprovecho para hacer cosas en el iPad y leer. El barbecho también es necesario.

  

2. Tus obras se comercializan también en el extranjero ¿cómo te ayuda Internet y sus distintas plataformas?

Las plataformas online son herramientas muy útiles. Además de la posibilidad de darte a conocer, ofrecen libertad y capacidad de autogestión. Creo que es bueno que los artistas podamos dejar de depender de las galerías al estilo clásico y gestionar nuestro trabajo de maneras más diversas. Por otro lado, las redes te permiten compartir de forma más espontánea y también mostrar procesos y pensamientos que ayudan a considerar la obra como lo que es: una trayectoria.

 

 

3. ¿Cómo ves el mundo del arte en Barcelona y cómo te gustaría verlo en 5 o 10 años ?

Pregunta delicada. El “mundo del arte” es muy amplio y un lugar muy peculiar, hay que estar atento. En general, el círculo comercial no me interesa. Respecto a Barcelona, me gustaría verla menos politizada, que volviera a ser la ciudad mestiza que fue, pero eso no creo que vaya a pasar (Risas).


4.Nuestros clientes sobre tu trabajo expuesto en CULTO, nos comentan, además de que les encanta, que les gustan las formas geométricas y rápidamente hacen un paralelismo con la arquitectura, imaginan plantas y alzados. ¿Estás de acuerdo con esta observación?

Sin duda. En mi trabajo hay siempre una necesidad de comprender algo, de cartografiar, de dejar constancia. El problema es que no sé el qué ni tampoco el motivo. En cualquier caso, hay una presencia indiscutible de la retícula que ayuda a estructurar la composición de las figuras. No obstante nada de eso está pensado a priori, es más bien una conclusión a la que he ido llegando con los años.

 

5. Has participado en algún proyecto o exposición colectiva?

Sí, he estado en varias colectivas, pero la más curiosa fue una en la Rhodes Gallery, en Londres. Expuse con Banksy y Damien Hirst (entre otros...), fue divertido.

 

6. Estás abierto para proyectos de contract o pintar por pedido / custom / site specific?

Acepto encargos, pero si pretenden ser muy restrictivos entonces no funciona. He hecho algunos adaptándome a tamaños y proporciones y es interesante si consigues que esa incomodidad se convierta en un reto, sin embargo, no soy capaz de adaptarme a exigencias de color, por poner un ejemplo.

 

7. ¿Qué música te gusta escuchar mientras estás pintando?

Lo normal es pintar en silencio. A veces escucho algún podcast de radio. Pero si pongo música suele ser con auriculares y suele ser intensa. Últimamente me ha dado por escuchar Fugazi.

 

8. Queremos saber cuál es tu museo o galería favorita

No es fácil elegir uno. Tengo la suerte de poder ir al Museo del Prado muy a menudo. Pero podría decir también la National Gallery de Londres y el Reina Sofía (Madrid, también). Me encanta la sección de arte moderno del Thyssen... Y en Bruselas está ‘La muerte de Marat’ de Jacques-Louis David, una de mis pinturas favoritas.


9. ¿Viste alguna exposición interesante antes del confinamiento?

Estuve en el Prado dos días antes de que lo cerraran y aprovechando que había pocos visitantes me quedé un buen rato en la sala de las pinturas negras de Goya. Ese es, en mi opinión, un momento clave en la historia del arte.


10. Artista de referencia para ti

Duchamp, Picasso, Giacometti, Goya, Rothko...

 

11. Ahora al estar tantas horas en casa, ¿qué cambiarias o qué mueble te gustaría incorporar?

Además de la cama que tenéis en Culto (de la que estamos enamorados) compraría una cajonera de esas antiguas para guardar papel. Me encantan y realmente me vendría muy bien tener una.

 

12. ¿Qué es lo primero que harás cuando termine el confinamiento?

Ir a ver a Elsa, mi hija.